GearsPedia
Advertisement


La maquinaria corrupta es el futuro de nuestra especie, Vrol.

—Ukkon a Vrol

Ukkon fue el científico jefe de la Horda Locust y miembro del Consejo Locust durante la Guerra Lambent y la Guerra Locust. Originalmente humano cuando era niño, padeció pulmón negro, una afección pulmonar fatal causada por la exposición a la Imulsión, y fue transportado al Centro de Investigación Nueva Esperanza para ser tratado junto con otros niños enfermos. Ukkon fue el primero en formar parte de los experimentos genéticos en Nueva Esperanza. Como el Paciente Cero del Dr. Niles Samson, Ukkon se transformó en un Sire, empalmado con el material genético de las criaturas indígenas de la Hondonada. Sin embargo, a diferencia de los Sires creados después de él, conservó su capacidad mental y luego se convirtió en un genio. La exposición y los experimentos con Imulsion también le otorgaron la capacidad de curación acelerada, volviéndose físicamente inmortal. [1]

El conocimiento genético y el ingenio de Ukkon llevaron a la creación y modificación de la fauna de la Hondonada que ayudaron a la Horda Locust, ya sea como armas o como medio de transporte. Sus obras más notables incluyen el Corpser, el Brumak y el Shibboleth. Ukkon también fue designado para reabastecer a la población Locust transformando humanos capturados en Drones. Ukkon y sus creaciones fueron señalados por la Coalición de Gobiernos Ordenados durante el primer año de la Guerra Locust y se ordenó que fueran asesinados para evitar que los Locust ganaran más fuerza en su ejército. Finalmente fue asesinado en Segar, 1 d.E. por Reyna Torres, la hija separada de la reina Myrrah.

Biografía[]

Vida Temprana[]

Ukkon fue una vez un humano nacido y criado en Tyrus por un minero de Imulsión durante las Guerras del Péndulo. En cierto punto, Ukkon desarrolló una condición conocida como Pulmón Negro, debido a la sobreexposición a los vapores de la Imulsión. Su padre, entre otros en su comunidad, también se infectó con la condición fatal.

Guerras del Péndulo[]

Centro de Investigación Nueva Esperanza[]

Debido a los nuevos efectos sobre la salud de la exposición a la Imulsión descubiertos por la CGO, el Departamento de Salud estableció el Centro de Investigación Nueva Esperanza para albergar a los hijos de los mineros de Imulsión infectados con pulmón negro, estudiar la toxicidad de la Imulsión y crear una cura. Entre los niños secuestrados y encarcelados para experimentos estaba Ukkon, también conocido como Paciente Cero. El director de la instalación, el Dr. Niles Samson, comenzó sus experimentos inyectando a los niños dosis diarias de Imulsión concentrada para estudiar sus efectos, incluido Ukkon. La investigación mostró que, si bien causó estrés y degradación celular inmediatos, otras células sufrieron mutaciones puntuales que podrían verse como beneficiosas en la ingeniería genética. Más tarde, el Dr. Torres descubrió que uno de los niños, Myrrah, exhibía inmunidad completa a la Imulsión y el pulmón negro. Además, Myrrah se benefició de la exposición a la Imulsión, ya que desaceleró su envejecimiento en un 50% y recargó su sistema inmunológico. Debido a este descubrimiento, el Dr. Samson esperaba transferir o replicar su inmunidad en los otros niños.

El Dr. Samson teorizó que la fauna de la Hondonada también eran genéticamente inmune a los efectos de la Imulsión debido a su proximidad. y comenzó a trabajar con transgénicos empalmando a los niños con el ADN de las criaturas de la Hondonada. Los niños fueron mutados en criaturas horribles que se volvieron sin mente, salvajes y muy agresivas, así como genéticamente inestables, destempladas y estériles. Llamó a estos niños mutados Sires. Comenzaron a exhibir cierta resistencia similar a la inmunidad de Myrrah, pero finalmente fallaron ya que cada uno resultó en la muerte, declarando a Myrrah como una anomalía médica. Sin embargo, cuando Ukkon se transformó en un Sire, conservó su capacidad mental, pero era tan sádico como los otros Sires. A pesar de que todavía estaba afectado por el pulmón negro, Ukkon ganó habilidades genéticas similares a las de Myrrah. Ukkon, cuando se expuso a la Imulsión, ganó la capacidad de curación acelerada cuando estaba herido, lo que hizo que Ukkon fuera físicamente inmortal. Sin embargo, la instalación desarrolló un mecanismo a prueba de fallas llamado Gas Citostático para bloquear las habilidades curativas de Ukkon si se salía de control.

Con la capacidad mental retenida de Ukkon y sus habilidades curativas aceleradas, el Dr. Samson se convenció no solo de investigar una cura para el pulmón negro, sino de crear genéticamente soldados mejorados para poner fin a las Guerras del Péndulo, además de hacer evolucionar a la raza humana en general para volverse más fuerte y saludable. A medida que continuaron los experimentos, Ukkon se volvió más sádico e inteligente, causando terror en las instalaciones. Los empleados de Nueva Esperanza fueron luego víctimas de los ataques de los Sires, lo que provocó que muchos empleados se desilusionaran y renunciaran, con alguna filtración de información a la prensa. El cabo Sid Redburn, un guardia en Nueva Esperanza, también se molestó con Ukkon y el trabajo en Nueva Esperanza, y pudo escapar de las instalaciones con archivos de investigación y se los reveló al Coronel Tolman sobre el trabajo que se estaba realizando en Nueva Esperanza. El coronel Tolman alertó al presidente Monroe y dirigió a la CGO a investigar, descubriendo que los rumores sobre el encarcelamiento de niños, la tortura y la experimentación poco ética en Nueva Esperanza eran ciertos. Luego se clausuro la instalación, todos los involucrados fueron acusados.

Laboratorio del Monte Kadar[]

Tras el cierre de Nueva Esperanza, un partido político marginal dentro de la Administración de Monroe se puso en contacto con Niles. Como pragmáticos, creían que el trabajo de Niles terminaría tanto con el pulmón negro como con las Guerras del Péndulo y se ofrecieron a reubicarlo a él y a su trabajo en una instalación secreta en el Monte Kadar. Niles estuvo de acuerdo, pero no pudo solicitar el transporte de vehículos para no informar al presidente Monroe de sus acciones. Ukkon, junto con los otros Sires y Myrrah, caminaron hasta el Monte Kadar a pie con los restantes científicos leales de Nueva Esperanza durante la noche en la nieve.

Ukkon continuó creciendo en inteligencia en el Laboratorio del Monte Kadar. Mientras Niles continuaba con su trabajo, comenzó a combinar las células madre embrionarias de Myrrah con el ADN de los Sires, creando el primer híbrido: la Matriarca. Como hembra, la Matriarca pudo reproducirse y dio a luz a la Horda Locust. Al igual que Ukkon, los Drones eran inteligentes. Además, pudieron ser controlados a través de la Mente Colmena, ya que se descubrió que todos los Locust compartían un enlace psicomagnético entre sí y Myrrah, pudiendo comunicarse telepáticamente y con Myrrah capaz de controlarlos de forma remota. Tras la creación de la Horda Locust, el Dr. Torres embarazó a Myrrah y ella dio a luz a una hija humana, Reyna.

Se descubrió que Reyna había heredado muchas de las habilidades de Myrrah, incluida su conexión con la mente colmena. Sin embargo, el Dr. Torres temía que experimentaran con su propia hija y huyó del centro con ella. Incapaz de recuperarla, Niles le mintió a Myrrah que Reyna había muerto durante el intento de fuga. Afligida por el dolor, Myrrah desarrolló un odio por los humanos y empatía por los Locust, sus hijos, ya que anhelaban la independencia y no ser sometidos más. Myrrah, junto con Sraak, lideró a los Locust para rebelarse y masacrar a todos los científicos en las instalaciones. Ukkon, Myrrah, Sraak y los Locust sobrevivientes lograron escapar de las instalaciones y ganar su independencia.

Construyendo la Horda Locust[]

En cierto momento, Ukkon llegó a aprender muchos aspectos de la ciencia, como la genética, la ingeniería y la biología. Heredó el conocimiento científico del Dr. Niles Samson de la reina Myrrah, Ukkon se convirtió en uno de los miembros más inteligentes de la Horda Locust y se convirtió en un científico talentoso.

Para hacer progresar a la Horda Locust, Ukkon alteró genéticamente muchas de las criaturas indígenas de la Hondonada, ya que creía que era el futuro de la Horda Locust. Entre sus creaciones estaban el Brumak, que crió a partir de simios nativos más pequeños de la Hondonada, y el Corpser. También diseñó la tecnología del casco que permitió a los Locust controlarlos. Sin los cascos, las criaturas se vuelven salvajes y tan peligrosas para los Locust como lo serían para sus enemigos.

Ukkon también ordenó la captura de humanos de la superficie para aumentar los números de la Horda Locust transformando a los humanos en Drones y usarlos para experimentos genéticos. Ukkon luego probaría su fuerza y habilidades colocándolos en un pozo de combate. Debido a su ingenio y genialidad, la reina Myrrah lo invitó a ocupar un puesto en el Consejo Locust para asuntos científicos.

Guerra Lambent[]

Científico de Guerra[]

¿Hemos considerado, incluso por un momento, que RAAM podría ser exacto en su evaluación de nuestra guerra con los Lambent?

—Ukkon

Durante la Guerra Lambent, Ukkon actuó como el científico jefe de la Horda. Sus estudios involucraron maquinaria, armamento e ingeniería genética. Ukkon, utilizando materiales reciclados de la superficie, suministró a los Locust de armas modificadas. También participó en la ingeniería genética y el armamento de las criaturas de la Hondonada, incluyendo a los Corpser. Ketor Vrol, el Sumo Sacerdote de la Horda, vio esto como una blasfemia, pero Ukkon, que parecía ser agnóstico o ateo, veía a las criaturas modificadas como el futuro de la Horda.

Fin del Séptimo Ciclo[]

Ukkon atacado por Sraak

Ukkon siendo atacado por Sraak

Siete ciclos después del inicio de la Guerra Civil, Ukkon se encontraba en el Palacio Real en la Hondonada Interior con la Reina Myrrah, Uzil Sraak y Ketor Vrol, observando el cadáver de un Corpser durante un ataque a la Vanguardia Sangrienta. El Corpser había sido golpeado y luego ejecutado por Vold RAAM. Vrol se había negado a enviar al Corpser y despreciaba a Ukkon por corromperlo con maquinaria. Ukkon declaró que la maquinaria corrupta era el futuro de los Locust y que Vrol estaba atrapado en una larga era muerta y que una vez que se fuera los Locust finalmente serían liberados de sus anticuadas creencias. Vrol replicó, pero fue interrumpido por Sraak, quien dijo que no podían permitirse perder a RAAM. Agregó que su intención detrás del ataque del Corpser era que RAAM honrara a la Reina y a la Horda y se alejará de sus pensamientos traicioneros, aunque sus actos dejaban en claro que no lo haría.

Ukkon preguntó si alguien había considerado si la evaluación de RAAM en la guerra era precisa, luego habló directamente con Myrrah y le dijo que los pensamientos de RAAM sobre los Lambent son solo una parte de sus preocupaciones. Luego Sraak le pidió a la Reina el privilegio de matar él mismo a RAAM, aunque la Reina se opuso a esto, afirmando que RAAM era el Vold más prometedor de toda la Horda y que las acciones contra él dividirían a los Locust. Ukkon dijo que cada eventualidad debería ser planeada pero Vrol argumentó que la Hondonada nunca caería, que era un derecho de nacimiento creado por la Trinidad y había evolucionado en la incubadora de los Sires. Ukkon creía que esto era lógico, pero Sraak lo tomó por el cuello y le dijo que se preocupara por sus extrañas máquinas y dejara los asuntos de la guerra a los demás. Myrrah gritó que ya era suficiente, afirmando que RAAM seguía siendo el Vold de la Vanguardia Sangrienta pero no la tomaría como una tonta. Si RAAM actuaba contra ella, lo atacarían; hasta entonces él tenía todas las posibilidades para demostrar su lealtad. [2] Más tarde, estuvo presente en otra reunión donde RAAM y Skorge expusieron su caso sobre cómo se perdió la guerra con los Lambent, después del Asalto al Templo de la Trinidad. RAAM propone que la Horda invada la superficie y mate a los humanos y reclame la superficie para ellos, deleitando a Ukkon, quien pensó en toda la nueva tecnología que les esperaba.

En algún momento durante el Séptimo Ciclo, Vold Karn descubrió un Corpser deforme al que le faltaba una pierna y decidió cuidarlo, llamándolo Shibboleth. Vold Karn luego solicitó que Ukkon ayudara a reparar y modificar el Shibboleth. Ukkon no solo ideó una pata de metal para el Shibboleth, sino que lo modificó con trenzas de armadura, Troikas, bombas de Imulsión y lo diseñó con la capacidad de expulsar Nemacysts y Excavadores y lanzar fuego.

Guerra Locust[]

Día de la Emergencia[]

Si bien no estaba presente en la superficie cuando surgió la Horda Locust, sus creaciones fueron y ayudaron en la matanza de miles de millones de humanos en el Día de la Emergencia. Uzil RAAM también aceptó su trato con Ukkon y estableció una cuota de humanos vivos para ser capturados y experimentados.

En los meses siguientes, Ukkon comenzó a realizar misiones de reconocimiento en la superficie. Debido a esto, el Alto Mando de la Coalición pudo documentar información sobre Ukkon y descubrir que él era el genetista de la Horda Locust responsable de crear las bestias que ayudan a la Horda Locust.

Asesinato de Ukkon[]

Destrucción de la Base Militar de Aldair[]

Poco después de los Ataques del MdA, Ukkon dirigió un ataque a la Base Militar de Aldair, destruyendo el búnker y matando a todos los que estaban dentro.

Ukkon información clasificada

Parte de la información clasificada sobre Ukkon

Habiendo sido enviado para recuperar un archivo clasificado en Ukkon, el sargento Gabriel Díaz y el mayor Sid Redburn regresaron a la devastación que Ukkon había dejado atrás. Díaz se puso en contacto con el presidente Richard Prescott, quien reveló que Ukkon era "un monstruo que crea monstruos" como Corpsers y Brumaks y que Prescott le estaba asignando a Díaz que dirigiera una operación para matar a Ukkon antes de que pudiera crear algo aún peor.

Asalto al Distrito Industrial[]

Habiendo presenciado a Ukkon en un almacén en el Distrito Industrial de Aldair, la líder superviviente, Mikayla Dorn, dirigió al Pelotón Alfa allí. Sin embargo, encontraron que Ukkon se había ido y solo quedaba su suministro de Imulsión, que estallo.

Misión a Claybourne[]

El científico Ukkon había sido avistado durante semanas en las ciudades de Aldair y Claybourne. El 35 de Floración, 1 d.E., las fuerzas de Ukkon lograron destruir un búnker de la CGO en Claybourne y ocupar tanto este como la Presa Claybourne. Sin embargo, las fuerzas de la CGO: el sargento Gabriel Diaz, el mayor Sid Redburn y la líder superviviente Mikayla Dorn llegaron a Claybourne siguiendo el ejemplo de Mikayla sobre el paradero frecuente de Ukkon.

Ukkon GT

Ukkon regenerándose después de que le volaran la mandíbula

Después de despejar la presa Claybourne de los soldados de Ukkon, Alfa es testigo de la llegada de Ukkon para recoger a los cuatro Gears tomados prisioneros. Cuando un Gear intentó alcanzar su Lancer, Ukkon le rompió el brazo, lo levantó por el cuello y se lo rompió, matándolo al instante. Dirigiendo su atención a los otros tres Gears, Mikayla Dorn le disparó en la mandíbula. Después de unos segundos de incapacitación, Ukkon se levantó y regeneró su mandíbula, convocando a un Brumak para destruir los Gears.

Asalto al Laboratorio de la URI[]

Los Gears en el área lograron matar al Brumak, pero no pudieron matar a Ukkon debido a sus habilidades curativas. El pelotón Alfa luego se trasladó a Vasgar para entrenar a sus reclutas y preparar la batalla contra Ukkon. Mientras tanto, Ukkon también llegó a Vasgar en busca de refuerzos inmunológicos, ya que el Instituto de Salud Nedroma de Vasgar también investigó la Imulsion y desarrolló un tratamiento temporal contra el pulmón negro.

Ukkon se decidió a desarrollar una base de operaciones para sus experimentos en Vasgar y, por lo tanto, encontró un laboratorio de la URI abandonado lleno de supervivientes. Después de invadir el laboratorio, descubrió al Dr. Torres y, con él, a la hija de la reina Myrrah, Reyna. Ukkon asesinó a Torres y a todos los demás dentro del laboratorio excepto a Reyna para mantener con vida a la hija de Myrrah. Luego tomó personalmente el amuleto de Reyna que una vez perteneció a Myrrah. Comenzó a rediseñar la instalación con bombas de Imulsión para elaborar sus creaciones, incluida la Hydra.

Batalla en la Plataforma de Imulsión Imtik[]

Al encontrar el lote de refuerzos inmunológicos en Nedroma, Ukkon pudo proporcionarse más salud y tratar su condición de pulmón negro. Sin embargo, sus botes desechados llevaron a Alfa a localizar su botín en Nedroma. Ukkon se desesperó por buscar sus refuerzos inmunológicos robados y, como de costumbre, escuchó las comunicaciones por radio y se enteró de que un camión lleno de ellos había sido visto al norte de Imtik. Al llegar al camión lleno de refuerzos inmunológicos, Ukkon abrió la puerta a dos arpones que empalaron y atraparon a Ukkon.

Díaz, Redburn y Dorn luego erradicaron a los drones de escolta de Ukkon y lo rodearon. Ukkon luego reconoció a Sid Redburn de sus días juntos en el Centro de Investigación Nueva Esperanza. El mayor Redburn noqueó al sargento Diaz y se preparó para conducir con Ukkon de regreso a Ephyra para demostrar la verdad sobre la creación de los Locust por parte de la CGO. Mikayla evitó que Redburn se fuera antes de que Ukkon pudiera amputarle el brazo derecho y escapar de la trampa. Regenerando su extremidad, convocó a un Corpser para que se ocupara del pelotón mientras él escapaba. Sin embargo, el pelotón pudo matar al Corpser.

Batalla en el Laboratorio de Ukkon[]
Granada GC efecto

Ukkon bajo los efectos del gas citostático

De alguna manera, Reyna logró escapar de Ukkon y fue rescatada por Díaz. Queriendo vengar a su padre, Reyna le mostró a Alfa dónde residía el laboratorio de Ukkon. Mientras Ukkon desataba su nuevo ejército de Discípulos, todo el convoy de Alfa llegó y atacó su laboratorio. Mikayla Dorn, armada con el conocimiento de la debilidad de Ukkon debido a la información de Sid Redburn, arrojó una Granada de Gas Citostático a Ukkon, deteniendo su proceso de curación y haciéndolo vulnerable.

Hydra 2 GT

Alfa luchando contra la Hydra de Ukkon

Ukkon luego se retiró adentro mientras su ejército luchaba contra el convoy. Díaz, Redburn, Mikayla y Reyna ingresaron a las instalaciones y encontraron a Ukkon, quien estaba preparado para revelar la Hydra para matarlos a todos. Mientras Alfa luchaba contra su ejército desatado, el sargento Díaz y su pelotón destruyeron todos los tubos de Imulsión para debilitar sus experimentos. Luego emergió la Hydra, con Ukkon montándola. A pesar de su gran tamaño y fuerza, Alfa pudo disparar y dañar su mecánica, matándola.

Muerte[]
Creo que ganaste. Pero tu sufrimiento es solo el comienzo. La humanidad es débil, frágil. Mis criaturas, mis perfectas creaciones, los superarán...

—Las ultimas palabras de Ukkon.

Con su Hydra muerta, Ukkon se encontró cara a cara con Sid Redburn, Mikayla Dorn, Gabriel Díaz y Reyna Torres. Aunque Ukkon intentó curarse a sí mismo con el refuerzo de inmunidad, todavía sufría los efectos de la granada de gas citostático anterior y Dorn advirtió que tenía más si la necesitaban. Ukkon proclamó que nunca detendrían todas sus creaciones y que los Locust sobrevivirían y ganarían ya que la humanidad era débil e inferior. Ukkon fue interrumpido a mitad de la oración cuando Reyna le disparó en la cabeza con una pistola. Con sus poderes regenerativos debilitados por la granada, Ukkon no pudo curarse a sí mismo y murió instantáneamente por el disparo. Reyna luego recuperó el amuleto de su madre del cadáver de Ukkon.

Legado[]

Aunque Ukkon estaba muerto, sus creaciones sobrevivieron. Gabriel Díaz decidió dedicarse a sí mismo y a sus fuerzas a cazar a los monstruos de Ukkon separados de la CGO.

En el 42 d.E., después de que Kait, la hija de Gabriel y Reyna, buscara información sobre su padre, el coronel Victor Hoffman le dijo que había cosas a las que ni siquiera él tenía acceso y que, aunque sabía sobre ellas, eran secretos que necesitaban desaparecer. Hoffman le dijo a Kait que la persona adecuada para aprenderlo era Richard Prescott a pesar de que estaba muerto. También le dijo a Kait que había un nombre al que debería prestar atención cuando lo encontrara: Ukkon. Kait memorizó el nombre de Ukkon y pensó que le sonaba familiar, como si lo hubiera escuchado antes en la infancia. Sin embargo, el recuerdo de Kait de dónde había oído hablar de Ukkon antes era esquivo, posiblemente incluso sellado deliberadamente.

Personalidad[]

Ukkon era un ingeniero y genetista dedicado y hábil que creía que sus inventos y criaturas eran el futuro de los Locust. Ukkon anhelaba ver crecer sus creaciones y lograr el resultado deseado, pero como científico, siempre fue consciente de que había espacio para mejoras.

También siempre estuvo ansioso por adquirir cualquier tecnología nueva de la superficie, creyendo que haría avanzar su trabajo y el de los Locust, una razón principal por la que apoyó a RAAM y Skorge en su plan para invadir la superficie de Sera y atacar a la humanidad. RAAM y Skorge notaron que, como resultado, Ukkon era mucho más visionario en comparación con sus compañeros miembros del consejo. Al igual que otros líderes Locust, Ukkon consideraba a los humanos demasiado blandos y frágiles para heredar el mundo, mientras que sus creaciones y los Locust eran los únicos aptos para dominar Sera. Además, se deleitaba sádicamente en torturar, experimentar o asesinar humanos que estaban a su merced.

Debido a su punto de vista más científico, Ukkon poseía poco respeto por todo lo religioso, lo que lo convertía en ateo o agonista. A menudo chocaba con Ketor Vrol, Sumo Sacerdote de la Trinidad de los Gusanos, ya que creía que el ingenio y la automatización eran el futuro de los Locust, y no adorar a los gusanos perforadores como dioses. Ketor Vrol también vio a las criaturas de la Hondonada como seres sagrados, mientras que Ukkon las vio como herramientas para mejorar y usar en el campo. Por lo tanto, no tuvo reparos en crear nuevas criaturas de la Hondonada o armarlas, para gran furia de Ketor Vrol.

Como uno de los miembros más antiguos de la especie Locust, Ukkon tenía pleno conocimiento de lo que él y los de su especie realmente eran, ya que los recuerdos de Nueva Esperanza permanecieron frescos en sus pensamientos. Reconoció al mayor Sid Redburn y se burló de él por las atrocidades que presenció en Nueva Esperanza y cómo la CGO irónicamente creó lo que está aniquilando a la humanidad.

Debido a los efectos beneficiosos de la Imulsión sobre él, Ukkon tenía poderosos poderes regenerativos que efectivamente lo hicieron inmortal, aunque todavía sufría de pulmón negro. Su única debilidad era el gas citostático, que bloqueaba sus poderes regenerativos y hacía que Ukkon fuera vulnerable al daño. Los efectos de una sola dosis del gas parecen durar un tiempo en Ukkon, ya que todavía estaba lo suficientemente afectado como para morir un tiempo después de ser golpeado con una granada de gas citostático.

Detrás de Escenas[]

  • Ukkon tiene la voz de Jason Spisak en Gears Tactics.
    • El doblaje al español latino fue interpretado por Óscar Flores.
  • Ukkon fue uno de los pocos Locust que podía hablar Tyran con fluidez debido a que una vez fue humano y pudo retener gran parte de su inteligencia y cordura cuando se convirtió en Sire.
  • Ukkon estaba entre los más antiguos de la Horda Locust, junto con Myrrah, Sraak, Vrol y Droak.
  • El hecho de que Ukkon se llamara Paciente Cero en Nueva Esperanza sugiere que probablemente fue el primer humano en transformarse en un Sire.
  • Fue el responsable del asesinato del Dr. Torres, provocando que Reyna se uniera al equipo de Gabe y lo asesinará junto con su Hydra.
  • Durante Gears Tactics, Ukkon iba a tener un gran gusano como mascota. Se habría visto envuelto alrededor de sus hombros y del tamaño de una anaconda. Este concepto fue eliminado más tarde.
  • Originalmente, Ukkon habría experimentado y mutado a sí mismo a lo largo del juego. En cada encuentro, se vería diferente y más grande, y para el jefe final estaría en su forma definitiva. Esta idea se trasladó a sus criaturas en su lugar.
  • Ukkon y su Hydra es el jefe final de Gears Tactics, sucediendo al General RAAM, el Brumak Lambent, el Tempest, la Bestia Colmena, el Kraken y el Shibboleth de Gears of War, Gears of War 2, Gears of War 3, Gears of War 4, Gears 5 y Gears of War: Judgment respectivamente.
  • Ukkon hizo su debut multijugador dentro de la Operación 7 de Gears 5.

Apariciones[]

Galería[]

Referencias[]

Advertisement