GearsPedia
Advertisement

Vista de la meseta

La Meseta de Jacinto es una región fisiográfica de una meseta de granito, situada aproximadamente en la costa de la nación de Tyrus. La meseta era semirresistente a las excavaciones de la Horda Locust y, como tal, era uno de los pocos lugares que quedaban de la civilización humana durante la Guerra Locust.

Muchas ciudades, incluidas Ephyra y Jacinto, se construyeron sobre la meseta. Después de la aprobación del Acta de Fortificación, estas ciudades se transformaron en fortalezas militares, mientras que las secciones restantes de Sera fuera de la meseta fueron destruidas para evitar que los Locust las usaran. Varias partes de la meseta se hundieron en el año 14 d.E., y la meseta finalmente fue evacuada durante los momentos finales de la Operación: Tormenta en la Hondonada.

La CGO regresó a la Meseta de Jacinto en el año 17 d.E., tras el final de la Guerra Locust y la Pandemia Lambent. La meseta de Jacinto, que se consideraba geológicamente inestable, fue estabilizada por el ingenio de Damon Baird y su tecnología de DB Industries. La CGO, con la ayuda de la automatización como DeeBees y Fabricantes, comenzó a reconstruir reciclando materiales de las ciudades en ruinas. Ephyra se reconstruyó como Nueva Ephyra y otras ciudades se utilizaron para construir asentamientos en la meseta de Jacinto.

Historia

Guerra Locust

Jacinto es el único lugar en el que no pueden cavar...

Marcus Fenix a Benjamin Carmine

Aparte de una curiosidad geológica, la Meseta de Jacinto no predominó en la discusión hasta la Guerra Locust. Cuando los Locust lanzaron su asalto inicial el Día de la Emergencia, todas las ciudades principales de Sera fueron atacadas. Las ciudades de la meseta de Jacinto fueron atacadas debido a fisuras naturales y túneles para alcantarillado y subterráneos, las ciudades de la meseta fueron fácilmente administradas y aseguradas después del surgimiento de los Locust. La Meseta de Jacinto fue uno de los pocos lugares en Sera donde los Locust no pudieron penetrar en el suelo con Corpsers y máquinas de excavación, aunque las fisuras naturales y los sistemas de utilidad plagaron la roca. Cuando los Locust hicieron todo lo posible para atravesar los substratos de granito del altiplano y eventualmente alcanzaron el éxito, la CGO inundó estas aberturas con gas nervioso o los selló. Los líderes militares sobrevivientes habían reforzado lo que una vez fueron las ciudades más bellas de Sera, como Ephyra y Jacinto, transformándolas en fortalezas impenetrables y asegurando su control con la Ley de Fortificación.

Emergencia

Los líderes humanos sabían que era solo cuestión de tiempo antes de que los Corpsers traspasaran la Meseta. Se demostró que estaban en lo cierto cuando la Horda surgió a través del granito unos diez años después del Día-E. La meseta de Jacinto fue convertida en otro campo de batalla. Solo algunas áreas fueron penetradas, como la ciudad de Ephyra. La humanidad se atrincheró y mantuvo su posición mientras se desarrollaba la Bomba de Masa Ligera.

Jacinto fue una vez el único lugar en Sera al que los Locust no pudieron penetrar. Ofreció a los seranos el descanso y el refugio seguro de su implacable enemigo. Sin embargo, la ciudad de Ephyra fue penetrada durante los diez años posteriores al Día-E. Después de que se activó la Bomba de Masa Ligera, se abrieron nuevas grietas en la capa de granito, permitiendo incursiones más profundas de Locust. Los Locust más tarde hundieron las ciudades cercanas de Tollen y Montevado muy rápidamente. Más tarde se descubrió que esto se logró mediante el uso de una gigantesca criatura parecida a un gusano, conocida como el Gusano Perforador, que había sido despertado por la Bomba de Masa Ligera.

Abandono

Como parte de un plan para destruir a la Horda Locust, la CGO decidió hundir la ciudad homónima de la meseta para inundar la Hondonada y eliminar a la Horda.

Originalmente, tenían la intención de hacer esto con otra Bomba de Masa Ligera, pero tenían que improvisar y usar un Brumak Lambent. El plan tuvo éxito y la ciudad de Jacinto se hundió, inundando la Hondonada y aparentemente matando a millones de Locust. Más tarde se reveló que no todos los Locust fueron aniquilados, pero quedaron severamente debilitados.

Más tarde, mientras buscaba lugares para evacuar la CGO, el equipo de búsqueda hizo un sobrevuelo de la ciudad de Jacinto y no encontró nada sobre el nivel del suelo excepto los restos de unas pocas líneas de ferrocarril y algunos rascacielos.

Período de Entreguerras

Reconstruyendo la Civilización

Tras el final de la Guerra Locust y la Pandemia Lambent, la CGO recién restaurada regresó a la ahora geológicamente inestable meseta de Jacinto para reconstruir su civilización. En lugar de asentarse en las ruinas de las antiguas ciudades de la meseta, la nueva CGO comenzó a crear asentamientos. La capital de la nueva CGO es Nueva Ephyra, construida en las afueras de las ruinas de Ephyra, la capital original de la antigua CGO. La CGO pasó 25 años reconstruyendo la civilización humana en un período de relativa paz y prosperidad.

Crisis del Enjambre

Una Nueva Amenaza

Durante la Crisis del Enjambre, la meseta y sus ciudades se vieron amenazadas una vez más, esta vez por el Enjambre, las criaturas en las que los Locust se habían convertido en el transcurso de veinticinco años.

Batalla de Vieja Ephyra

Las cosas llegaron a un punto crítico cuando el Enjambre lanzó un ataque masivo contra Vieja Ephyra y, a través de él, Nueva Ephyra. Como parte del ataque, se utilizó una enorme criatura llamada Kraken. El ataque finalmente fue repelido cuando JACK se sacrificó para usar el Martillo del Alba para exterminar al Kraken y gran parte de Vieja Ephyra en el proceso.

Ciudades en la Meseta

Apariciones

Advertisement