GearsPedia
Advertisement


El Asedio de Jacinto fue un punto decisivo en la Guerra Locust. Con la Hondonada destruida casi por completo, la Horda Locust decidió atacar a los humanos directamente en su único refugio: Jacinto. Con Skorge usando al Gusano Perforador para acabar con varias ciudades y la Presa Norte para inundar por completo Jacinto. Al conocer esto, la CGO contraatacó con la Operación: Tormenta en la Hondonada.

Preludio

Victoria Prematura

Después de la Ofensiva de Masa Ligera, las fuerzas de la Coalición comenzaron a bajar la guardia. Aprovechando la oportunidad, comenzaron reparaciones muy necesarias en sus recursos cada vez más reducidos, y la mitad de la flota de King Raven se colocó en hangares para su reparación. Sin embargo, la esperanza de una victoria resultó ser prematura. Los Locust hundieron las ciudades de Tollen y Montevado; luego, un enorme ejército Locust comenzó a tomar tierras de cultivo controladas por la CGO, y el saqueo de los Supervivientes había dejado a la CGO incapaz de reaccionar adecuadamente ante el asalto de los Locust. Las fuerzas de la CGO comenzaron a retroceder hacia Jacinto para prepararse para un sitio inminente.

Ofensiva del Gusano Perforador

Tanto Tollen como Montevado habían caído literalmente; habían sido hundidos por completo. Estas ciudades una vez se consideraron invulnerables debido a que la roca gruesa e impenetrable de la meseta de Jacinto era demasiado difícil de romper para los Locust. Con los Locust despegando lentamente los cimientos de la ciudad, Jacinto ahora estaba amenazado con el mismo destino que Tollen y Montevado, dejando al Alto Mando de la Coalición sin otra opción más que organizar una contraofensiva en el corazón de los Locust: la Hondonada.

Inicio del Asedio

Meses después de la Ofensiva de Masa Ligera, los Locust comenzaron a atacar zonas controladas por la CGO y atacar instalaciones vitales, como el Depósito Agrícola de North Gate, tuberías de agua y el principal hospital militar de Jacinto. Después de la exitosa Evacuación de la Puerta Norte, las tropas Locust asaltaron la ciudad de Jacinto, avanzando cada día más profundamente en la ciudad.

Asedio y Tormenta en la Hondonada

Guerrilla Urbana

Las fuerzas Locust se atrincheraron en la ciudad de Jacinto y comenzaron a trasladarse a la calle Cooper para atacar el hospital cercano para obtener suministros. El principal sumidero Locust estaba ubicado cerca de la calle Cooper, y las fuerzas Locust pudieron mover Grinders, Reavers y Maulers al área, convirtiéndose rápidamente en un bastión. La lucha por la calle Cooper le costó a la Coalición grandes pérdidas y llevó a la caída del Depósito de Pomeroy. El siguiente hospital fue golpeado, pero el apoyo aéreo pesado y el Pelotón Delta fueron capaces de expulsarlos.

Contraataque

El Ejército de la CGO antes de atacar Landown

Dado que la Ofensiva de Masa Ligera no pudo matar a toda la Horda Locust en la Hondonada, el Alto Mando de la Coalición teorizó que un ataque en el interior de la Hondonada a través de Landown para destruir el frente local de Locust terminaría la guerra de una vez por todas. Las fuerzas de la CGO salieron de Jacinto y entraron en el escenario del Asalto a Landown, sufriendo grandes pérdidas en el camino. Los Gears lograron capturar Landown y entrar en la Hondonada Interior usando Perforadoras de Asalto, llevando así la guerra al territorio de los Locust.

¿Quién lo hunde primero?

Marcus observa el sumidero Locust en Jacinto

Durante la Operación: Tormenta en la Hondonada, Delta descubrió los planes de los Locust para hundir Jacinto y acabar con la amenaza Lambent. El Alto Mando teorizó a partir de los datos del difunto Adam Fenix que si la CGO hundía Jacinto antes de que Locust pudieran evacuar la Hondonada debajo de él, podrían destruirlos. Sin embargo, esta victoria potencial requeriría el sacrificio de la última fortaleza de la humanidad.

Ataque a Fondo

La carrera estaba ahora para ver quién hundiría a Jacinto primero. La Reina Myrrah envió una fuerza masiva para destruir a cualquier Gear y a los civiles que quedaron en la defensa de Jacinto, en toda la ciudad, la CGO luchó desesperadamente contra las abrumadoras fuerzas Locust y pronto se involucró en un combate cuerpo a cuerpo. Como los Gears pensaron que no tendrían a dónde ir si Jacinto caía, los combates se volvieron más brutales y los Locust comenzaron a ganar ventaja ya que los King Ravens evacuaron a la mayoría de los civiles, por lo que los Reavers tenían un reinado libre para atacar a la CGO donde quisieran, puesto que las torretas antiaéreas fueron dejadas atrás en Ephyra o bajo el control de Locust. Los Gears enfrentaban la derrota y los Locust seguían llegando, pronto el distrito del centro sufrió un fuerte asalto cuando los Brumaks se desplegaron para despejar el camino para un empujón final sobre los partidarios de la CGO. La defensa de la CGO en este distrito consistía en Gears, Centauros y los pocos King Ravens que estaban disponibles. La fuerza Locust en el tiroteo en el centro de la ciudad fue asombrosa, ya que tenían Grinders, Boomers, Drones, Reavers y dos Brumaks. Parecía que la CGO no podría mantener su precaria posición de control de la situación. Los intensos combates de calle a calle estallaron dentro de la ciudad cuando los Locust, emergiendo de un enorme Agujero de Emergencia, llevaron a cabo un ataque coordinado en la torre COM de la Coalición desde la calle Cooper junto a Grapplers en la Plataforma Sur. Los Gears en las calles circundantes fuera de la torre COM fueron brutalmente asesinados cuando los Locust empujaron hacia adelante usando Grinders y Maulers para ganar terreno rápidamente y cubrir a los Drones y luchadores. En la torre COM, los Gears, junto con Marcus Fenix, Dom Santiago y el Coronel Hoffman prepararon las defensas y se enfrentaron a una corriente constante de fuerzas Locust hasta que llegaron dos Brumaks, pero el Sargento Fenix ​​los venció rápidamente con morteros. Con el ataque frustrado por el Pelotón Delta y los otros Gears, Dom y Marcus iniciaron un contraataque de dos hombres en el agujero de emergencia, dejando que Baird y Cole se unieran a ellos más tarde con una bomba de Masa Ligera en un KR. Dom y Marcus lograron eliminar a un gran número de tropas Locust una vez que lograron secuestrar un Brumak.

Fin de Jacinto

El mapa de invasión Locust a Jacinto

Después de abrirse camino directamente debajo de Jacinto, usaron las armas del Brumak para destruir tres columnas subterráneas, abriendo agujeros en la superficie lo suficientemente grandes como para que los KR volaran con la bomba de Masa Ligera y recuperaran a Dom y Marcus. Perdiendo el control del Brumak cuando comenzó a mutar ante la Imulsión, Dom y Marcus escaparon al Raven de Baird, pero no antes de que el Brumak golpeara al Raven con la bomba de Masa Ligera en la Imulsión. Con su plan ahora en ruinas, Marcus se da cuenta de que el Brumak se está convirtiendo en Lambent, y por lo tanto se está volviendo explosivo. Con la aprobación del Mando, los Ravens rodearon el Brumak bajo tierra mientras los Gears lo apuntaba con el MdA. Después de varios golpes en el Brumak Lambent, los Ravens evacuaron la Hondonada y Jacinto cuando el Brumak explotó, destruyendo los cimientos de la ciudad junto con él. Jacinto se derrumbó rápidamente, lo que permitió que el agua de mar se vertiera en la Hondonada Interior, eliminando a la mayoría de las fuerzas Locust estacionadas allí, así como al avance de la plaga Lambent.

Evacuación en Masa

Si quieren inundar la ciudad, podemos manejarlo. La evacuación ya está en marcha por carretera, tenemos naves en espera y esta es una población que está acostumbrada a los simulacros de emergencia. Se mueven cuando decimos mover. Pero esa es la parte fácil. Es invierno, y de alguna manera tenemos suficiente equipo y suministros para crear un campamento de refugiados gigantes desde cero en el medio de la nada, para luego mantenerlo durante un año. Vamos a perder mucha gente, pase lo que pase. Así que vamos a empezar por aceptar eso.

—Royston Sharle, Jefe de Gestión de Emergencias

Todos los King Raven, barcos y vehículos llegaron a todas las salidas de Jacinto en la dirección de evacuación masiva hacia ninguna parte. Pero el Presidente Prescott ordenó a todas las fuerzas de la Coalición que se dirigieran a Port Farrall sin que lo supiera el Coronel Hoffman; el King Raven del Presidente aterrizó en el Sovereign, un portahelicópteros y buque insignia de la flota.

Resultado

CONFIDENCIAL

DE: HOFFMAN, CORONEL VICTOR S., 26 RTI A: REPRESENTANTES SUPERVIVIENTES DE LA COALICIÓN DE GOBIERNOS ORDENADOS RE: DECISIÓN DE DESTRUIR A JACINTO, 2º DÍA DE HELADA, 14 D.E.

Escribo esto con pleno conocimiento de que este registro puede no sobrevivir, pero si lo hace, entonces deseo que las futuras decisiones comprendan nuestras decisiones de mando. Hoy a las 1410, después de que los Locust comenzaran a explotar túneles debajo de Jacinto para hundirlo, el Presidente Richard Prescott autorizó un plan preventivo para hundir la ciudad nosotros mismos. Esto fue diseñado no solo para inundar los túneles Locust, sino también para atrapar y destruir al Ejército Locust que se había infiltrado en el centro de Jacinto. Una evacuación masiva de ciudadanos por vía terrestre, aérea y marítima comenzó hace una hora. Creemos que no había alternativa. El asalto a Landown, en el que enfrentamos al enemigo en sus propios túneles, resultó en grandes pérdidas y no logró detener el avance de los Locust. Los miembros del Pelotón Delta, bajo el mando del Sargento M. Fenix, E.S., localizaron a la Reina Locust, y se les informó que el enemigo también planeó crear un sumidero para destruir Jacinto. Con fuerzas insuficientes para evitar esto, consideramos que hundir e inundar la ciudad nosotros mismos, atrapar al enemigo y ahogarlo en sus propios túneles, era nuestra única opción, y justificaba la destrucción de nuestra última fortaleza. No sabíamos hasta que Delta penetró en el centro de mando del enemigo que la Horda Locust está ocupada en un segundo frente subterráneo con otra facción de su especie, a la que llaman Lambent y que consideran una plaga. El plan de los Locust para inundar a Jacinto ellos mismos y habría inundado sus propias posiciones, y parece estar destinado tanto a destruir a los Lambent como a eliminar a la humanidad. Todavía no entendemos completamente la naturaleza de ese conflicto, y tal vez nunca lo hagamos. Nos hemos quedado sin otra opción que tratar de infligir bajas masivas a las fuerzas Locust para que se pueda salvar un resto de la humanidad para reconstruir nuestro mundo. Tenemos cierta certeza de que nunca se recuperarán de este golpe. No solo parecen pensar que las inundaciones serán efectivas para derrotar a los Lambent, sino que se han encontrado registros que indican que el difunto profesor Fenix ​​creía que las inundaciones destruirían la amenaza Locust. En esta etapa, no sabemos el alcance de nuestras propias pérdidas; la evacuación bajo estas circunstancias inevitablemente resultará en un alto número de víctimas civiles. Pero la alternativa es la extinción de la raza humana. El Presidente Richard Prescott y yo no somos ajenos a esta magnitud de decisión. Hace catorce años, tomamos la decisión de implementar el Martillo del Alba. No puedo hablar por sus puntos de vista privados, pero como soldado, soy plenamente consciente de las muertes que tengo en mi conciencia y lamento por cada hombre, mujer y niño que ha pagado el precio por mis acciones. Si hubiera habido alguna alternativa, habría luchado hasta el final para tomarla. A veces puedes salvar lo que más amas solo destruyéndolo. De nuevo, preguntamos; por favor perdónennos. Era la única manera.

—El Coronel Victor Hoffman tras el hundimiento de la ciudad de Jacinto.


Con el 30% de los ciudadanos de Jacinto y Gears perdidos en la evacuación, el Alto Mando decidió trasladar lo que quedaba a Port Farrall, una base abandonada de la CGO. Al darse cuenta de la pesadilla logística en la que estaban; en un ambiente de invierno con la mayoría del resumen de la base y el establecimiento de un campamento de refugiados en el frío, la CGO decidió buscar una nueva base de operaciones al tratar con los rezagados Locust y la infiltración de campamentos de Supervivientes. Después de encontrar suministros en las catacumbas del puerto y de destruir a todos los perros salvajes allí, la CGO comenzó a pensar que lo peor había pasado con una gran cantidad de municiones y alimentos descubiertos. Desafortunadamente, las fuerzas Locust atacaron a los civiles desde las mismas catacumbas, matando a muchos de ellos en el centro de alimentos, mientras que lo que quedaba de la marina recogía el resto de la Imulsión de la Base Naval de Merrenat. Esto eventualmente obligó a la CGO a mudarse a Vectes, una isla al otro lado de una zanja abisal donde los Locust no podían excavar y, por lo tanto, estaban a salvo de nuevos ataques y podían reconstruir.

Mientras que los Locust sobrevivieron al hundimiento, la Horda fue diezmada y degenerada en Locust Salvajes mientras que algunos se convirtieron en la Guardia de la Reina, sirviendo a la única líder superviviente Locust, la Reina Myrrah.

Apariciones

Advertisement